Si quieres mejorar la comunicación con tu pareja detente por un momento y reflexiona qué es lo que estás pensando: ¿escucho realmente a mi chico/a?


Gran parte de los fracasos en una relación vienen motivados por la escasez en la calidad de nuestra interacción y comunicación con nuestra pareja. Identificar nuestra conducta de diálogo, como escuchar y ser escuchado es algo fácil de decir, bastante menos a la hora de ponerlo en marcha, quizás por nuestra falta de receptividad.

En Programación Neuro Lingüística (PNL), sabemos que no es tanto lo que decimos, sino cómo lo decimos. La PNL consiste en programar tu cerebro mediante procesos de comunicación para un fin determinado y realizar ejercicios para lograrlo. Esta herramienta te puede ser muy útil a la hora de sacar adelante tu relación para conseguir más armonía.

Así que, si quieres mejorar la comunicación con tu pareja detente por un momento y reflexiona que es lo que estás pensando: ¿escucho realmente a mi chico/a?, ¿pongo mi total atención en él/ella?, ¿quiero y me apetece hacerlo?

Posteriormente a pensar, comienza a sentir: ¿hablo con él/ella desde lo que YO siento?, ¿expongo las cosas desde mis sentimientos y sensaciones?, ¿me abro a ella verdaderamente y con asertividad?, ¿soy sincero/a?, ¿invito mi pareja a hacer lo mismo? Y, en tercer lugar, explora la forma cómo te comunicas con él/ella: ¿mientras hablo la miro a los ojos?, ¿estoy relajado corporalmente?, ¿mi cuerpo está orientado hacia él/ella cuando me habla?

Así que pensar, sentir y hacerlo ver a tu pareja hará una relación más sana y fuerte. Mira a tu pareja con ojos de amor. Es lo único real y verdadero que hace que queramos escuchar y ponernos en su lugar para sentir lo que ella siente.