'Cómo ser mujer' es un vivo retrato de las etapas de la vida por la que todas hemos pasado. No se me ocurre mejor manera de tratar la seriedad del sentir y vivir de las mujeres que con altas dosis de humor. Y en eso Moran es la reina.


Pasé años esperando a que la escritora feminista Caitlin Moran tradujera su ensayo “How to be a woman” al español. Pero me cansé de esperar. Para mí, ella era el referente de todo lo que yo quería llegar a ser como profesional y como activista feminista. Así que como el momento no llegaba, en un viaje a Escocia me propuse el reto de leerlo en inglés (tomándomelo con calma).

Esto fue en marzo de 2013. Después de meses de esfuerzo y mucha información perdida en el camino, me entero en junio del mismo año de que la editorial Anagrama lo va a publicar en español. Así que me lo compré y, meses después, me propuse volver a disfrutarlo y enterarme, ahora sí, de absolutamente todo.

Ella no encajaba en el cánon de mujer que nos enseñan que es el deseableCaitlin Moran habla en su ensayo Cómo ser mujer de esto precisamente, todo lo que supone ser mujer en nuestra sociedad actual. Y lo hace con una base de humor enorme, lo que es más que necesario para poder tragar sin dolor ciertos asuntos de género que son cuanto menos “difíciles” de asumir.

Moran habla de su infancia, de cómo su físico marcó esta etapa de su vida. Ella no encajaba en el cánon de mujer que nos enseñan que es el deseable, así que durante muchos años, tuvo que luchar por ser aceptada. Y de hecho, se llevó más de un chasco.

A medida que la periodista crecía, se iba rebelando contra ciertos estereotipos y, cuanto mayor era su formación y su capacidad de reflexión (ya con las gafas violetas puestas por puro convencimiento), más se iba construyendo como persona y como mujer.

Maquetaci—n 1

Moran hace un repaso a lo que supone ser mujer recorriendo sus propias experiencias en primera persona, desde su infancia, pasando por su adolescencia y hasta la actualidad (treintena). Habla de temas que van desde la moda, la estética (incluida la depilación), la economía, el matrimonio, la maternidad y el aborto (que ella misma vivió por decisión propia). Además, también habla de su perfil profesional como mujer periodista que un día quiso dedicarse al mundo de la crítica musical, un ámbito en el que abundaban los hombres y no tanto las mujeres.

Cómo ser mujer es una crítica aguda a la sociedad patriarcal, a nuestra educación machistaDesde el principio de su narración hasta el final, Caitlin Moran te hace sentir identificada como mujer en un sinfín de situaciones por las que la mayoría de las mujeres, antes o después, hemos pasado o pasaremos. Cómo ser mujer es una crítica aguda a la sociedad patriarcal, a nuestra educación machista y las normas por las que al final nos regimos hombres y mujeres, consecuencia de lo primero.

Esto no está reñido con reír a carcajadas en más de una ocasión, cuando una es capaz de sentir en la propia piel el ridículo que siente la escritora, sus momentos más divertidos y hasta sus reflexiones y críticas más finas.

Como profesional y periodista feminista, la labor de Caitlin Moran nunca me defraudó, pero fue después de leer Cómo ser mujer (sobre todo cuando lo hice en español), cuando se ganó mi más absoluta admiración. Un ensayo más que recomendable para todo el mundo, pero especialmente para aquellas personas con interés en los temas de género y en el feminismo.