Soy infiel, ¿y tú? de la periodista y escritora Alicia Gallotti, investiga la realidad de la infidelidad femenina para mostrar que, efectivamente, las relaciones fuera de la pareja no son territorio exclusivo de los hombres.


Hoy en día, quien más y quien menos habla de infidelidades. De las propias, de las ajenas, de las que sufren… No sería la primera vez que, incluso, escuchamos en los medios cómo personas conocidas afirman no creer en la fidelidad. Pero a pesar de ser un tema del que se habla frecuentemente, se observa cómo no se hace por igual si la infidelidad viene por parte de un hombre que si viene de una mujer.

Hablar de infidelidad está a la orden del día, pero no de la de las mujeresFue esto lo que llevo a la periodista Alicia Gallotti, autora de diez publicaciones sobre sexualidad, a indagar este campo tan poco explorado, pero tan real, pujando por romper esa norma no escrita que invisibiliza la infidelidad femenina, uno de los grandes tabús de nuestro tiempo.

Hablar de infidelidad está a la orden del día, pero no de la de las mujeres. La infidelidad femenina se oculta porque es políticamente incorrecta y está menos aceptada. La de los hombre, sin embargo, se acepta en muchos casos como natural, como algo innato en el género masculino. Las mujeres no pueden ni deben ser infieles.

Pero esto no es lo que ocurre en realidad.

9788427038899

Es un tema tabú porque vivimos en una sociedad patriarcal donde se concibe a la mujer como un símbolo de bondad y virtuosidad. La mujer es buena, perfecta, idealizada… La infidelidad no encaja en esta descripción, porque ‘ser mujer de un solo hombre’ ha sido considerado históricamente como una cuestión ética y moral.

Cuando un hombre es infiel, se escucha con demasiada frecuencia que es por su propia naturalezaCuando un hombre es infiel, se escucha con demasiada frecuencia que es por su propia naturaleza, que no se puede reprimir, y termina mirándose de forma más permisiva. Aunque ahora sabemos que las mujeres tienen las mismas necesidades sexuales que los hombres, las pautas culturales que arrastramos siguen incidiendo en esa idea.

De todas las mujeres entrevistadas para escribir Soy infiel, ¿y tú? el 58 % confiesa haber sido infiel alguna vez en su vida. El 65 % tiene aventuras de una noche con otra persona. El 40% reconoce haberse acostado con un compañero de despacho. El 10% revela que ha mantenido una relación paralela mientras tenía pareja.

Aunque estos porcentajes sean reales (y obtenidos de casi 200 entrevistas), no me pasó desapercibido que el perfil de las entrevistadas era algo similar: Mujeres, en su mayoría con una edad que supera los 40, casadas desde hace muchos años que no están satisfechas con sus relaciones.

¿Casualidad? Seguramente no. Cierto es que este manual tiene ya unos cuantos años y que quizá hoy, si se hiciesen esas entrevistas a mujeres de perfiles más diversos, los resultados serían bien distintos.