ATENCIÓN, hay spoilers. Nymphomaniac es una película del director danés Lars Von Trier que se estrenó en 2013 y cuenta la historia de una mujer adicta al sexo llamada Jo.


Un título muy atractivo y que no da lugar a equívoco, un director polémico y una película maravillosa de la que quiero contaros un poco, intentando no desvelar ningún detalle crucial para no estropearos “la primera vez” que la veáis.

Nymphomaniac es una película del director danés Lars Von Trier que se estrenó en 2013 y está dividida en 2 partes. Cuenta la historia de una mujer adicta al sexo llamada Jo y en ella podemos ver algunos de los rostros habituales en la filmografía de Von Trier. Junto con “Anticristo” y “Melancolía” forma parte de la llamada trilogía de la depresión. Una de las costumbres del director es hacer películas que, aunque no tengan relación sus argumentos y personajes, tienen puntos en común o hablan sobre un determinado tema.

A todos aquellos que esperen ver unas horas de sexo y punto les recomiendo que vean otra películaA todos aquellos que esperen ver unas horas de sexo y punto les recomiendo que vean otra película porque sí, hay sexo explícito pero está totalmente armonizado con el contenido de la película. Hay desnudos tanto masculinos como femeninos, primeros planos y escenas de sexo explícito, que no real ya que fueron creadas digitalmente. Más allá de todo esto es una película llena de emociones, no obstante nos cuenta la historia de una adicción con todas sus consecuencias, que ya sabemos que las hay buenas y no tan buenas.

La película comienza con la Jo adulta, tirada en la calle después de haber recibido una paliza, un hombre la encuentra y la acoge en su casa y mientras ella se recupera le va contando su historia.

La primera parte, protagonizada por la Jo joven, está dividida en 5 capítulos en los que ella va contando episodios relevantes de su vida centrándose en el aspecto sexual y en las personas que la marcaron en determinados momentos. Cuenta cómo perdió la virginidad, la relación con sus padres, su mejor amiga, hombres que fueron relevantes en su vida sexual y el que fue su gran amor.

Cada capítulo está relacionado con algo que le da pie, bien puede ser un objeto (el tenedor de postre), una acción (la pesca) o la música. Un aspecto a destacar es la banda sonora que, si bien tiene como tema principal una canción de Rammstein, prácticamente el resto está formado por piezas muy conocidas, algunas de ellas de música clásica de la que todos hemos escuchado alguna vez… También hay un tema cantado por la actriz que interpreta a la Jo adulta, Charlotte Gainsbourg. Dicha elección musical para mi fue todo un acierto ya que hace contrapunto con la dureza de la historia.

Recuerdo sonreír cuando terminé de ver la primera parte , especialmente la primera vez que la viRecuerdo sonreír cuando terminé de ver la primera parte , especialmente la primera vez que la vi, era la sonrisa tonta que se te queda en la cara cuando parece que has recobrado la fe en el amor que creías perdida hace mucho tiempo, porque aunque el relato de Jo está lleno de connotaciones negativas, Selligman, el hombre que la acoge, siempre intenta que ella vea el lado bueno de las cosas, y uno termina de ver la primera parte creyendo ver ese lado bueno sin ninguna duda.

Todo cambia en la segunda parte, es más oscura, más cruda, se ve el daño físico y psicológico que Jo se está produciendo a sí misma, ya no solo a los demás. También está dividida en capítulos, 3 en esta ocasión, y cada uno de ellos también relacionados/introducidos por un objeto.

El fin del relato llega cuando Jo se encuentra en el callejón donde la ha recogido Selligman y después llega la escena final, para mí un broche de oro a este agridulce relato. Podría contar muchas cosas más, hay muchos detalles que merecería la pena analizar pero estoy segura de que estropearía la experiencia de verla por primera vez a quien no lo haya hecho así que voy a dejarlo aquí. Eso sí, os animo a ver cada parte en un momento diferente.