Se inaugura la temporada invernal oficialmente, y para que la temperatura no pase factura a nuestros juegos de cama, LolaFlor comparte algunas ideas propias en Malicieux Mag.


Estaba la otra noche con mi chico en la cama y me di cuenta de que, por muchas mantas que hubiera, me moría de frío. Así que le dije que, sintiéndolo mucho por él, me iba a poner uno de mis pijamas de invierno súper abrigados, esos que, admitámoslo, son de lo menos sexy que hay. Él me dijo que le gustaba, que me daba un toque inocente y adorable, y con la tontería empezamos a juguetear hasta que no me hizo falta ni el pijama ni las mantas.

Esto me hizo pensar. Ya estamos llegando al invierno. El frío acecha, deseoso de colarse en nuestras casas, y para los que no tenemos calefacción o similares, esto puede perjudicar un poco la actividad sexual. Usamos el frío como una excusa para hacerlo menos, en vez de tratarlo como un reto para usar más la imaginación a la hora de mantener relaciones.

Aquí os dejo un par de ideas sobre cómo aprovechar el  invierno para ser creativos, sexys y no pasar frío en el intento:

Siguiendo con los pijamas súper abrigados que tapan nuestras preciosas curvas, son en realidad perfectos para el factor sorpresa. Ponerse lencería de lo más sexy debajo promete grandes resultados. Te metes en la cama con tu pareja, con tu pijama invernal y le dices que te han entrado calores, de repente. Lentamente le metes una mano por debajo de tu pijama y dejas que sus manos acaricien el conjunto que te hayas decidido poner para sorprenderle. No se lo esperará.

También  podríais quitaros el pijama después de un rato de estar por casa, siempre cerca de la cama para no congelaros demasiado. Las batas y albornoces sirven para lo mismo. Son incluso mejores, porque puedes ir a abrir la puerta a tu pareja y abrir la bata de par en par para que la sorpresa y el calor lleguen nada más veros.

Masaje sensual

El invierno también es una buena época para darse largas duchas y baños de agua caliente, pero eso suele disparar las facturas. Así que os propongo ahorrar y entrar aún más en calor. Siempre es muy excitante darse un baño con la pareja (o duchas, yo personalmente las prefiero), ir calentando el cuerpo con el agua y poco a poco que el calentador sean las manos de tu pareja, las tuyas propias, vuestros labios… Además, hay una gran variedad de juguetes eróticos sumergibles perfectos para estas ocasiones.

Otros productos de tiendas eróticas ideales para el invierno son los lubricantes con efecto calor. Lo malo de usar lubricante es que generalmente está frío, muy frío comparado con nuestros genitales, y ahora en invierno parece que te quiten toda la libido del momento al ponerte algo tan helado en un lugar tan caliente. Los lubricantes efecto calor ayudarán a que os apartéis las sábanas antes.

A parte de lubricantes hay aceites de masaje. Las velas de aceite son ideales para el invierno, ayudan a dar un ambiente romántico y cálido, además ayudan a que el aceite ya esté a una buena temperatura. Antes de la ducha caliente encended unas velas. Id calentándoos, pero aguantad las ganas. Cuando acabéis id a dónde hayáis dispuesto las velas, el aceite ya debería estar listo. Un buen y erótico masaje calentito para olvidarse del gélido invierno que hay fuera.

Si os gustan cosas más fuertes, y calores más ardientes, sustituid las velas de aceites por velas de cera especiales para usar en el cuerpo humano.  Probad a dominar un poco a vuestra pareja, atadle y desnudadle, se quejará del frío, pero prometedle que eso cambiará pronto.

Para terminar, sólo me queda recordaros que qué mejor manera de entrar en calor y excitaros que darle un par de azotes a la pareja en el culo hasta que quede bien rojito y calentito.